jueves, 5 de marzo de 2009

Carta al padre (Franz Kafka)


Franz Kafka nació en 1881 en Praga. Su padre era un comerciante judío hecho a sí mismo con titánico esfuerzo, y su madre, también judía, una mujer de posición algo más desahogada que había seguido a su marido en los tiempos difíciles de su traslado a la capital checa. La infancia de Kafka transcurrió en diversos domicilios siempre cercanos a su casa natal. Desde pequeño demostró un carácter meditativo y frágil, y se sintió mediatizado por la presencia del padre, un hombre cuyo carácter era radicalmente antitético al suyo: expeditivo y a menudo brutal, con sus empleados y con su propia familia. Aunque se tratase de una brutalidad moral, no física, su huella, como el propio Franz dejaría escrito en su célebre Carta al Padre, sería permanente e irreversible. Kafka acudió al instituto alemán de la ciudad, y escribió toda su obra en esa lengua.

Esto y más en Otro lunes.

Aquí podéis leer el comienzo de la Carta al padre y aquí el de La metamorfosis.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que la actitud del pedre hacia kafka es un poco ..... no se que no haga ni p__o caso al hijo y nada de lo que escribe es bastante nefasto. y que es padre ni siquiera llegara a saber de la existencia de las cartas de su hijo suen un poko ironico aunk sea ciert.

lo unk q si tengo klaro s no pienso leerme el libro

Niki dijo...

vaya padre, a partir de ahora creo que apreciaré muchísimo más al mío...

Irene Adler dijo...

Tened en cuenta que este libro es sólo la versión de Franz Kafka, ¿quién sabe lo que diría su padre?

Niki dijo...

eso sí...
pero no ha tenido que ser un buen padre si su hijo es así, digo yo, aunque solo pueden saber la verdad ellos, eso está claro.
de todos modos, me parece muy fuerte lo que dice en el libro...

ELM dijo...

Da pena cuando lo lees que te imaginas lo odioso que debia ser el padre para no querer leer la creacion de su hijo.